jueves, 14 de abril de 2016

Cuentan los que historias cuentan...

ZIEN-ku del día...

Cuentan los que historias cuentan, que en un reino muy cercano existió una vez un Bonsai, que desde que era semilla y cayo en terreno fértil, deseaba ser gigante, pero desde siempre los arboles que le rodeaban...dijeron: " va a ser igualito que su padre... sus raíces se aferraran a la tierra como las del padre de su padre”, ahhhh, y tendrá como su madre “ una copa frondosa” . Al pasar de muchas lunas el pequeño Bonsai, efectivamente tuvo gruesas raíces que lo hacían fuerte, vigoroso y con un estupendo follaje. Los pájaros que cada año migraban desde la región boreal le alentaban a quitarse los limites de su antiquísima tradición familiar y que se permitiera ser libre...y acompañarlos en su largo viaje. Hasta que un día de tanto vuelo, vaya y venga los guacamayos, mirlos, tucanes, gorriones, loros, urracas, pinzones, garzas y aves multicolores se dejaron de tanto trino, parloteo y cotorreo, cubrieron todo el verde del pequeño arbolito y juntos volaron hacia la libertad. “Por eso si alguna vez mientras caminas crees que un árbol se mueve y te sigue...piensa que es el Bonsai que se dio la libertad de crecer!”
Inspirado en Jodorowsky

1 comentario:

Ross Parra dijo...

Cada individuo tiene libre albedrío de creer o no en la realidaad existente.. vivimos sin cadenas y la bella ilusión persiste.
Zienabrazossssssssssssssss